Go to Top

Ampliación del tiempo de disfrute del permiso de paternidad

 

El pasado 7 de marzo se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

Una de las medidas estrella del RD-ley ha sido la ampliación paulatina del tiempo de disfrute del permiso de paternidad, que en el año 2019 se verá ampliado de 5 a 8 semanas.

En el texto se puede leer lo siguiente:

“A partir de la entrada en vigor del Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, en el caso de nacimiento, el otro progenitor contará con un periodo de suspensión total de ocho semanas.

A partir de 1 de enero de 2020, en el caso de nacimiento, el otro progenitor contará con un periodo de suspensión total de doce semanas.

A partir de 1 de enero de 2021, cada progenitor disfrutará de igual periodo de suspensión del contrato de trabajo.”

Por lo tanto, para el año 2021 se prevé que los permisos de maternidad y paternidad se equiparen en 16 semanas. Dichos permisos serán intransferibles. Ambos progenitores tendrán un descanso de seis semanas ininterrumpidas tras el nacimiento del bebé.

Hay que tener en cuenta que la ampliación del permiso de paternidad entrará en vigor a partir del 1 de abril, tal y como indica la disposición final segunda del Real decreto.

Desde el Gobierno se ha justificado el retraso en la entrada en vigor de esta parte del decreto en la necesidad de conceder mayor tiempo a las empresas para su adaptación, de igual modo, la Seguridad Social necesita actualizar los formularios correspondientes.

 

Otras medidas por la igualdad

Otra medida que se ha visto modificada, tiene que ver con los planes de igualdad, en las empresas que tengan una plantilla de más de 50 trabajadores, deberán elaborar planes de igualdad con el fin de respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre hombres y mujeres.

Otro precepto que se ve modificado en el RD-ley es el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores en cuanto a la igualdad de remuneración por razón de sexo, el empresario está obligado a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la misma retribución, sin que pueda producirse discriminación alguna por razón de sexo en ninguno de los elementos o condiciones de aquella. Se considera que un trabajo tiene igual valor cuando la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas y las condiciones educativas o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados para su desempeño y las condiciones laborales en que dichas actividades se llevan a cabo en realidad sean equivalentes.

También se recoge la obligatoriedad para las medianas y grandes empresas de publicar las tablas salariales por sexo, que deberán estar disponibles para todos los trabajadores.

Desde el Gobierno se considera que estas medidas son necesarias y urgentes y que emanan de la normativa europea que solicitaba a los países miembrosque formulases políticas destinadas a la igualdad laboral.

 

Para más información, contactar con la asesoría Solventia Asesores de Pamplona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies